El Eibar, un club diferente

      No hay comentarios en El Eibar, un club diferente
Durante las últimas temporadas, el Eibar se ha caracterizado por ser un equipo que ha sabido evolucionar de una manera inusual en su andadura en la Liga Santander. De este modo, el conjunto armero ha pasado de conseguir la salvación en los despachos por el descenso administrativo del Elche a la consolidación en la Primera División española.
La ciudad de Eibar con apenas 30.000 personas se encuentra en Guipúzcoa y siempre se ha caracterizado por ser una zona industrial. En ella, el conjunto armero siempre ha navegado por las catacumbas del fútbol español y, pese a pasar tantos años a la sombra de equipos de la zona como lo son Athletic Club, Real Sociedad y Osasuna , logró sorprender a propios y extraños al conseguir lo imposible: el ascenso meteórico a la Primera División de España.
Un factor muy importante a la hora de hablar sobre el Eibar como un equipo diferente al resto es su estadio, Ipurúa, el cual solamente cuenta con capacidad para 7.000 espectadores. A priori, podría parecer un estadio perteneciente a un equipo alejado de la élite española -se confirma así por haber tenido que sufrir una serie de remodelaciones para adaptarse a las condiciones mínimas exigidas por LaLiga- Pero, sin ninguna duda, es un lugar especial presidido por las famosas Torres de Ipurúa, donde el equipo, rodeado de una atmósfera futbolística única en España con un fuerte aroma a romanticismo, ha conseguido competir de tú a tú a clubes superiores tanto a nivel económico como a técnico durante su periplo en la Liga Santander, que ni mucho menos ha concluido.

Ipurúa en un partido de la Liga Santander (Fuente: Twitter)

Para consagrarse en el campeonato regular, el conjunto armero ha elaborado su propio modelo, el ‘Modelo Eibar’. Éste se caracteriza por concebir que tanto club como ciudad deben crecer juntos, por lo que se han puesto en marcha muchos proyectos en el que ambos elementos participarán. El modelo se trasladó a la dirección deportiva y de ahí deriva la excelente y productiva política de fichajes que lleva el club. Esta se ha basado, en gran parte, en fichar a los mejores jugadores de Segunda División ( Borja Bastón, Iván Alejo, Keko..) y a jugadores de clubes descendidos como es el caso de Pedro León. El Eibar se ha erigido como un auténtico club experto a la hora de moverse en el mercado.
Pero, si hay que hablar de cómo el Eibar ha pasado de acabar en el 18º puesto en su primer año en la élite, salvándose en los despachos, a lograr el 10º puesto esta temporada, la mejor posición de su historia en LaLiga, no puede pasar desapercibido el nombre de José Luís Mendili
bar, el gran artífice del salto de calidad que ha vivido el conjunto armero estas dos últimas temporadas. El vasco estuvo a punto de lograr el ascenso del equipo a Primera División en 2004, pero finalmente no lo logró y acabó marchándose. Tras su destitución en el Levante en 2015, apareció la oportunidad de fichar por el Eibar y el técnico no dudó en volver e iniciar una segunda etapa. Dicen que las segundas parten nunca son buenas, pero en este caso la regla no se cumplió. De su mano, ha logrado confeccionar y dotar a una plantilla con gran personalidad a la hora de encarar los partidos, ya sea contra Barça, Madrid o cualquier equipo de LaLiga, y no se ha doblegado ni ha guardado una carta. Esta última temporada el equipo ha sufrido una variación respecto a temporadas pasadas; en vez de recurrir a un juego más rudo y físico, ha basado su estilo en el uso del balón, gracias a centrocampistas con capacidad para hacer jugar al equipo como lo han sido Adrián, Dani García y Escalante, y a la excelente banda derecha de la que ha disfrutado todo Ipurua con el tándem Pedro León-Ander Capa.

José Luís Mendilibar dirigiendo al equipo (Fuente: Twitter)

Esta temporada 2017-18 el conjunto armero quiere confirmar las buenas sensaciones del curso pasado y subir aún más escalones en la tabla. De este modo, han realizado una serie de interesantes fichajes como son los de Charles, Iván Alejo, José Angel, etc. El sueño europeo hace años se tildaría de ser una utopía para un equipo que siempre ha deambulado en Segunda y Segunda B, pero, si el club continúa progresando como lo ha ido haciendo estas dos últimas temporadas, el llegar a ocupar una plaza de acceso a la Europa League se ve cada vez más posible. Para los más románticos sería un placer ver cómo un equipo humilde como el Eibar apea de la competición a conjuntos formados a base de talonario. ¿Quién no disfrutaría viendo al Eibar haciendo un ‘Alavés’ en Europa?
Views All Time
Views All Time
52
Views Today
Views Today
2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *