Marcelino comanda un Valencia, de ‘Nachos’ y ‘Parejos’

El Valencia CF tiene, al fin, un nuevo e ilusionante proyecto con la miras altas y el deseo de volver a Europa. Con la llegada de Marcelino García Toral y Mateu Alemany se ha impuesto la cordura, y pese a los escasos recursos económicos para acometer incorporaciones ha conseguido armar un plantel competitivo. La remodelación ha sido muy profunda, se ha cambiado el modelo de plantilla y la forma de fichar. Estas son las claves del nuevo proyecto valencianista:
Plantilla corta y de más nivel: “Nachos” y “Parejos”

Cuando llegó a Valencia, Marcelino lo dejó claro, quería una plantilla corta en la que los jugadores de la cantera tuviesen cabida. En los últimos años el conjunto blanquinegro ha tenido planteles muy extensos pero con muchos jugadores que no daban el nivel, viendo como año tras año el equipo iba debilitándose. En esta ocasión ha sido distinto, se ha apostado por mantener a los mejores futbolistas, aquellos en los que hay una fuerte convicción en sus capacidades y buscar salida a todos los que el técnico considerase oportuno. La idea: edificar a partir de los jugadores que gozan de la confianza del entrenador y fichar a conciencia a futbolistas que eleven el nivel del equipo y no obliguen a efectuar otra masiva operación salida el próximo mercado. La entidad valencianista ha centrado sus esfuerzos -y ha tenido paciencia- este verano para cerrar las incorporaciones de futbolistas importantes y que fuesen exactamente lo que el entrenador demandaba. Es decir, pelear hasta el final para traer a las “primeras opciones” y que las prisas no acabasen jugando en contra de la planificación deportiva del equipo y que terminasen por llegar jugadores que generasen dudas en el cuerpo técnico.
Este tipo de planificación tiene un sentido muy claro, que los jugadores de la cantera se postulen como la alternativa más seria para competir con los futbolistas que parten como teóricos titulares y así hacer crecer la competitividad en el equipo, es decir, encarecer el puesto. La idea es pasar de tener un banquillo formado por jugadores como Aderlan Santos, Siqueira, Bakkali o Munir a otros como Toni Lato, Javi Jiménez, Nacho Vidal o Nacho Gil, ya que estos tienen más hambre por jugar y harán de cada sesión de entrenamiento, una prueba de nivel para ganarse el puesto de cara al fin de semana. Se ha sustituido el perfil medio-bajo por los emergentes valores de la casa.
Construir esta plantilla, no obstante, no ha sido fácil. Se ha tenido que negociar duramente con clubes como el Inter de Milán que no han puesto las cosas sencillas para las incorporaciones de Jeison Murillo y Geoffrey Kondogbia. El club ha dado hasta 19 bajas en el equipo y ha fichado a 7 futbolistas, además del incremento que suponen los canteranos para armar un bloque competitivo al que, por pedir, le ha faltado la guinda de fichar un ‘9’ goleador para incrementar la capacidad anotadora. A falta de Fabián Orellana, la ‘operación salida’ se ha saldado con éxito y ahora el club goza de una plantilla compuesta por 22 futbolistas que pertenecen a todos los efectos al primer equipo, de los cuales 7 se han forjado en las categorías inferiores. Y de ahí el nombre acuñado por un servidor, una plantilla de “Nachos” y “Parejos”, ya que combina los talentos de la factoría de Paterna como Nacho Vidal o Nacho Gil con jugadores de la máxima confianza del entrenador, como es el caso de su capitán, Dani Parejo.
Marcelino, el líder

La diferencia esencial con respecto al pasado reciente, es que el Valencia tiene sentado en su banquillo a un entrenador con letras mayúsculas. Marcelino García Toral es un técnico de ideas claras, experimentado y que sabe exprimir al máximo a sus futbolistas, de hecho, ha protagonizado verdaderos ‘hitos’ con equipos modestos. El cuadro valencianista ha perdido el rumbo las últimas temporadas y ha carecido de alguien que coja con firmeza el timón y sepa llevar el barco a buen puerto. Marcelino ha sido un líder durante toda su trayectoria y esta vez no será distinto, le gusta tener controlados todos los factores que puedan afectar al rendimiento del equipo y no va a tolerar la indisciplina ni las faltas de profesionalidad en su vestuario.
El asturiano le da una importancia capital a la nutrición y a la preparación física, le gusta que sus pupilos estén siempre en condiciones óptimas para dar su máximo rendimiento. Exigencia y carisma a partes iguales para devolver al Valencia al lugar que merece.
Partiendo des del 4-4-2 como esquema base, el técnico asturiano quiere implantar el estilo que hizo al Valencia campeón. Con Arrigo Sacchi y Rafa Benítez como referentes en los banquillos, el preparador valencianista se identifica por completo con la filosofía de las épocas doradas de la entidad blanquinegra. Marcelino quiere devolver al equipo la popular denominación de “bronco y copero”, construyendo la casa desde los cimientos, armando un conjunto disciplinado en lo táctico, que se mueva con las líneas juntas y trate de recuperar el esférico lo más cerca posible de la meta rival. En ataque le gusta que su equipo sea dinámico y vertical, con gran variedad de registros y unos laterales que midan bien sus subidas para no dejar descubierta la parcela defensiva. En el juego por bandas va a estar la clave del poder ofensivo, el asturiano quiere un perfil distinto en cada costado, en uno quiere a un futbolista con mayor capacidad de asociación -en la que apuesta por Carlos Soler- y en el otro, a un jugador más profundo, que trate de llegar a línea de fondo.
Orden y equilibrio son los adjetivos que mejor describen el ideario de Marcelino.
Continuidad de jugadores importantes
En los últimos años, el Valencia CF se ha caracterizado por ser un club vendedor y dejar marchar a sus figuras durante el mercado veraniego. Esta vez se ha tratado de dar salida a los jugadores que no contaban para el entrenador y mantener a los jugadores considerados importantes. Siguen en la plantilla: Jaume Doménech, Martín Montoya, Ezequiel Garay, José Luis Gayà, Carlos Soler, Dani Parejo, Fabián Orellana, Santi Mina, Rodrigo Moreno y Simone Zaza. Es decir, salvo alguna excepción como es el caso del mediapunta chileno, apuesta por la continuidad de los mejores jugadores de los que ya disponía, únicamente con la venta de Joao Cancelo como futbolista destacado.
Tres de estos diez jugadores están llamados a ser los hombres fuertes del nuevo Valencia:

José Luis Gayà: El lateral zurdo de Pedreguer afronta una temporada muy importante para él. Tras unos años en los que se ha postulado como uno de los laterales más prometedores del panorama futbolístico internacional, llega el momento de confirmarse. Obligado a forzar su físico a causa de las continuas lesiones de Siqueira, no se ha podido disfrutar de la mejor versión de un Gayà que con Marcelino y su buena preparación física espera explotar de forma definitiva y mostrarse como un jugador incombustible tanto en defensa como en ataque.
Carlos Soler: El canterano es uno de los abanderados del nuevo proyecto. Tras ser el futbolista más destacado del tramo final de la pasada temporada, su nombre saltó a la palestra como uno de los jugadores con mayor porvenir del fútbol español. Su impacto fue total e inmediato y sus condiciones le auguran un futuro esperanzador. Mediocentro la pasada campaña, su lugar en el 4-4-2 de Marcelino está jugando en la banda -principalmente en la izquierda- ya que el asturiano cree que reúne una serie de características que le pueden hacer triunfar en esta demarcación. Su adaptación al nuevo ‘rol’ está siendo progresiva y cada partido está siendo un poco mejor que el anterior, arrancó la pretemporada algo desubicado pero parece que ya le ha tomado a medida a jugar por fuera. Una asistencia y un gol en dos jornadas parecen dar la razón a un Marcelino que confía en la llegada, físico y capacidad resolutiva en metros finales del canterano.
Dani Parejo: Capitán General del nuevo Valencia. El de Coslada empezó el verano en una situación algo convulsa, estaba en la rampa de salida pero el técnico asturiano quería verle. Con el paso de la pretemporada le convenció por completo y ahora le ve como su extensión dentro del verde. Dani Parejo es un jugador diferente en la zona ancha y el preparador asturiano le está sacando su mejor versión, ahora juega con menos toques e imprime más velocidad al juego del equipo. Aunque lo verdaderamente significativo es ver la actitud que ha adoptado sin balón, ahora es un jugador que presiona, muerde, ordena a sus compañeros en el campo y no se esconde para hacer las veces de capitán. Su implicación con su entrenador es tal, que en una entrevista concedida recientemente a Moviestar + reconoció que Marcelino es, junto a Valverde, el entrenador que más le ha marcado en su carrera deportiva. Un Parejo metido al 100% es un futbolista diferencial y esta vez lo está.
Canteranos de nivel
Apostar por una plantilla corta para dar cabida a los jugadores de la cantera requiere tener una camada de jóvenes futbolistas que tengan el nivel requerido para formar parte del primer equipo. La temporada pasada el filial del Valencia CF estuvo a tan solo un gol de ascender a Segunda División y cuenta con una generación de plenas garantías para ser una alternativa fiable en el equipo de Marcelino.

Tres jugadores del pasado Valencia Mestalla se han convertido en futbolistas a todos los efectos del primer equipo y otro se ha ganado trabajar a diario bajo las órdenes del entrenador asturiano y tener la opción de alternar:
Toni Lato: El lateral de la Pobla de Vallbona ya disputó varios partidos con la primera plantilla la temporada pasada y este año sube de forma definitiva. Jugó como titular en el Santiago Bernabéu y firmó una actuación notable, acabó fundido pero se mantuvo serio en defensa e incluso firmó la asistencia del primer gol valencianista. Otro carrilero zurdo más de la factoría de Paterna, luchará con Gayà por la titularidad y ofrecerá la variante de jugar con un doble lateral, como ya sucediera en el feudo madridista. Si le respetan las lesiones, llega un jugador de mucho nivel.
Nacho Gil: El extremo valenciano fue el mejor jugador del filial la pasada campaña y se ha ganado a pulso el ascenso. Su polivalencia -puede jugar en las dos bandas y en la mediapunta- le convierten en una alternativa para todo el frente ofensivo. Ha gozado de minutos en todos los partidos disputados hasta la fecha con Marcelino y quiere ser importante. El canterano destaca por su electricidad, capacidad para el regate en el uno contra uno y gol, además de contar con un carácter luchador y aguerrido, vital para incrementar la competitividad interna del equipo. Sus rivales por el puesto no podrán relajarse.
Nacho Vidal:  El lateral diestro alicantino es un seguro de vida atrás. Se trata de un jugador que destaca por su buen hacer defensivo y que se suma con cabeza al ataque. Con la salida de Joao Cancelo se planteaba la duda de si era necesario fichar un sustituto, pero su gran rendimiento le convirtió en una alternativa fiable. Una lesión de Montoya en la primera jornada precipitó su debut oficial con el equipo contra la UD Las Palmas, enfrente tuvo a todo un internacional como Vitolo, al que frenó en seco, convenciendo a propios y a extraños. En un escenario como el Bernabéu también tuvo minutos y no le pudo la presión.
Javi Jiménez: El central de Aldaya es el único de los cuatro que alternará con el filial pero su pretemporada ha impresionado a Marcelino. Ante la tardanza en los refuerzos atrás, el canterano jugó muchos minutos y fue el mejor defensor de la fase de preparación. Destaca por su poderío en el salto, buena colocación y sobre todo, salida de balón. Cuenta con un juego de pies excelente, algo muy cotizado en el fútbol actual. Todavía tiene que madurar pero hay central para rato.
Lo mejor de este apartado es que la Academia valencianista no pone el freno y por detrás vienen pujando fuerte hombres como Cristian Rivero -que será tercer portero de la plantilla-, Hugo Guillamón, Gonzalo Villar, Ferrán Torres -que ya ha despertado los halagos de Marcelino, tal y como se informó en Superdeporte- , Kangin Lee y un largo etcétera de jugadores de los que se irá hablando en un futuro no muy lejano.
Fichajes del agrado del entrenador
Lo más importante a la hora de acometer incorporaciones es que estas cuenten con la aprobación del entrenador, pues es quien sabe de que manera quiere utilizar las piezas para extraerles un rendimiento óptimo. A diferencia de otras temporadas, en las que la forma de fichar ha sido algo caótica y los representantes han tenido un papel demasiado protagonista, esta vez, en líneas generales se ha fichado acorde a los parámetros marcados por Marcelino García Toral. Las posiciones que necesitaban más refuerzo eran el centro del campo y el eje de la defensa, y ahí es dónde se han destinado los principales esfuerzos para fichar jugadores de contrastado nivel, apuestas a priori seguras:

Neto Murara: El portero brasileño llega de la Juventus para revitalizar una meta que en los últimos años estaba de capa caída por el bajón de rendimiento de Diego Alves. El guardameta carioca destaca por sus reflejos y su desplazamiento en largo, aunque flaquea en el juego aéreo. Pese al gol encajado en el Bernabéu, hizo hasta 8 intervenciones y si logra recuperar su nivel mostrado en la Fiorentina, el Valencia tiene un cerrojo.
Gabriel Paulista: El defensa central brasileño llega del Arsenal, dónde sufrió un grave lesión. El jugador es una petición expresa de Marcelino, que ya le tuvo en el Villarreal y le convirtió en un defensor de primer orden, lo que le llevó a ser internacional absoluto. A sus 26 años se encuentra en la edad idónea para mostrar su mejor versión y además se reencuentra con su gran valedor. Tenacidad, velocidad y anticipación son sus principales credenciales.
Jeison Murillo: El colombiano llega del Inter de Milán con la intención de recuperar su mejor nivel. Con 190 partidos a sus espaldas, el defensor cafetero conoce la liga española a la perfección y ha mostró un gran rendimiento en sus años aquí. Destaca por su poderío aéreo, fuerza, velocidad, liderazgo y agresividad, es decir, un jugador portentoso en lo físico. Además cuenta con una curiosa habilidad para anotar goles de bella factura. Si mantiene la concentración todos los partidos, será intocable atrás.
Geoffrey Kondogbia: El centrocampista francés es la incorporación estrella del mercado de verano. El jugador es idóneo para el doble pivote de Marcelino por su físico, capacidad para abarcar mucho campo y destreza con el balón en los pies. En su última temporada en Milán perdió la confianza en su juego, pero con su llegada a Valencia parece haber hecho un “borrón y cuenta nueva” con la intención de alcanzar su mejor versión. Debutó en el Bernabéu para ser el hombre del partido, anuló a Isco, robó gran cantidad de balones, realizó el cambio de orientación en el primer gol y se encargó de marcar el segundo, llegando desde segunda línea. Toda una demostración de capacidades para advertir al aficionado de que puede formar una dupla formidable con Dani Parejo.

Nemanja Maksimovic: El pivote serbio es un fichaje de futuro. Llega libre del Astana y todavía le queda mucho por crecer, pero ya apunta maneras. Capitán de la selección serbia Sub-20 campeona del mundo, destaca por su disciplina táctica y buena elección de pase. Este año entrará en la rotación pero las expectativas para el futuro son altas.
Andreas Pereira: Jugador multiusos en ataque. El mediapunta brasileño jugó cedido en el Granada y demostró mucha personalidad en un equipo muy gris. Destaca por su buen uno contra uno y su versatilidad, pues puede actuar en ambas bandas y como segundo delantero. Mourinho incluso le probó este verano en el medio. Debe mejorar en ciertos aspectos propios de la juventud como la toma de decisión pero tiene un futuro prometedor, por lo que el Manchester no ha querido poner una opción de compra en la cesión.
Gonçalo Guedes: Condenado por el overbooking de extremos que tiene el PSG, el portugués llega a Valencia con la intención de reivindicarse. Ya estuvo en la mira valencianista antes de salir de Benfica pero el conjunto parisino pagó 30 millones por él. Sus principales características son la velocidad, el desborde y la capacidad anotadora. En principio actuará por la derecha pero sobre todo en el conjunto lisboeta destacó como acompañante del delantero, por lo que Marcelino contará con una interesante variante arriba.
Fotos: valenciacf.com
Views All Time
Views All Time
164
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *