El mito en el recambio

      No hay comentarios en El mito en el recambio
Las Eliminatorias Sudamericanas son consideradas unas de las más exigentes en el mundo y, a mí modo de ver, con justa razón. Incluso la participación en el Mundial 2018 de un equipo tan mítico como la Selección Argentina está comprometida, con un sorpresivo empate como local ante el colista, Venezuela. La exigencia de esta competición provoca algo que no pasa en Europa (siempre hemos tomado a la UEFA como referencia, y acá no es distinto): no se puede prescindir de los mejores. De hecho, el único que está capacitado para probar variantes, en este minuto es Brasil: líder absoluto de las Clasificatorias…, ni siquiera arriesga perder el primer puesto. Pero todos los otros equipos necesitan ir con el mejor equipo posible, porque perder un punto en estas instancias podría ser sinónimo de no ir a la mayor cita del fútbol mundial.
Entonces, ¿qué pasa con el “recambio”?

En este caso, hablaré específicamente de la Selección de Chile. La “generación dorada” del equipo de La Roja está viviendo un difícil momento ya que, por el momento, se está quedando fuera del Mundial. A falta de solo 2 fechas, necesita revertir la situación complicada que se vive o muchos jugadores podrían quedarse sin Mundial para coronar su participación defendiendo a su país. Por ejemplo, Arturo Vidal dijo: “Me voy a preparar para estar al máximo en estos dos partidos [frente a Ecuador y Brasil] e ir al Mundial para luego dejar la Selección”. Amenazante.
Luego de esto, una pregunta hizo ruido en varios hinchas de la Selección: ¿quién reemplazará a los jugadores, cuándo estos se vayan? Ya sea como Vidal o por edad y condiciones, los jugadores no son eternos. Alexis Sánchez, goleador histórico de la Selección Chilena, podría vivir su último Mundial el próximo año (si clasifica), Claudio Bravo también, y la lista sigue. Lamentablemente, en la Selección no hay espacio para el recambio. Esa es la realidad, al menos por ahora. En un contexto tan complicado como el actual, solo hay espacio para que jueguen los 11 que estén más capacitados.

Ejemplo rápido: cuándo Claudio Bravo no rinda lo suficiente, el entrenador comenzará a utilizar a Brayan Cortés, Gabriel Castellón, Gonzalo Collao u otro arquero, pero antes no. No hay ningún momento dónde se pueda “experimentar” por partidos oficiales, al menos. La ‘China Cup’ fue una gran instancia para probar jugadores que no tienen un llamado regularmente, pero por Clasificatorias es muy difícil ver a quiénes no son regulares. Y eso está bien. El recambio no es algo que se elija, sino algo que debe ocurrir espontáneamente según el rendimiento de los jugadores. No se puede apurar ni atrasar. Es solamente responsabilidad del DT en turno saber cuándo es el momento adecuado para dejar de utilizar un jugador. Por esa razón, creo que el término “recambio generacional” y esa mentalidad que exige un cambio de aire para la Selección cada vez que juega un mal partido, es errada.
Es cierto que hay selecciones que manejan mejor el tema que otros. Y es natural. Se nota cuándo las generaciones tienen buenos elementos y cuándo no. En Holanda, por ejemplo, se vio que el Mundial 2014 fue el último de esa generación que consiguió bastantes logros (Robin Van Persie, sin ir más lejos, no es nominado regularmente). España tiene una historia curiosa: Vicente del Bosque tuvo problemas con el tema y le costó el puesto. Para el Mundial de Brasil, fue con jugadores que ya no rendían lo suficiente y terminó sellando el ciclo más exitoso en la historia de aquel país. Hoy juegan Isco, Asensio, De Gea, Morata, Saúl, etc; pero sin perder jugadores que “pertenecen” a la generación anterior: Iniesta, Busquets, Piqué o Sergio Ramos siguen siendo inamovibles. Y bien ganado se lo tienen.

FOTOS: cuentas oficiales de los seleccionados nacionales en Twitter
Views All Time
Views All Time
111
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *