Órdago al PSG

      No hay comentarios en Órdago al PSG
En estos últimos años se ha hablado mucho del Fair Play Financiero (FPF) y su imposición sobre los presupuestos de los clubes europeos. De hecho, el último conflicto en el que ha entrado como elemento principal el mencionado mecanismo instaurado por la UEFA en 2011 ha sido en los fichajes de Neymar y Mbappé por parte del PSG, equipo que ya estuvo sancionado por este mismo motivo en el año 2014.
Este Fair Play, tan conocido como desconocido, tiene como objetivo mejorar la salud económica de los clubes. Este mecanismo de la UEFA establece que la máxima deuda de un club sea de 30M€, pudiendo impedir jugar competición europea a aquél club que quebrantase esta norma. Hay distintas sanciones con las que la UEFA puede actuar sobre los clubes. Estas sanciones llegan desde una mera advertencia hasta el impedimento de jugar en Europa o retirar títulos. El caso de prohibir jugar en España ya lo vivimos en 2012 con el Málaga que no podría disputar la UEFA Europa League la temporada siguiente pese a haberse clasificado por posición.

Además, el FPF establece una serie de normas básicas que mucha gente desconoce y por la cual muchas de las decisiones tomadas por el máximo organismo del Viejo Continente no son entendidas por los aficionados.
Algunas de estas normas son las siguientes:
– Para poder participar en competición europea los clubes no deben tener deudas pendientes con jugadores, clubes o autoridades tributarias.
– Los clubes pueden gastar hasta cinco millones más de lo que ingresan pero sin sobrepasar el límite de los 30M€.
– Si el propietario invierte dinero en el club a través de una empresa en la que participa, la UEFA deberá examinar la situación.
– Para participar en competiciones europeas se deberá tener la licencia otorgada por cada liga que comprobará los datos económicos de los clubes.
– Otro elemento fundamental es el cumplimiento del propio Fair Play Financiero, sin el cumplimiento del cual tampoco se podría participar en competición europea.
Estas son sólo algunas de las normas básicas. Ahora muchos pensarán que esto solo se aplica dependiendo de los clubes, pero se le debe dar un voto de confianza a este mecanismo, que, a diferencia de lo que muchos piensan, no está estrictamente dedicado a romper la desigualdad entre equipos grandes y pequeños a corto plazo, sino a ayudar a los equipos a construir el éxito desde la legalidad.

Tras esta breve introducción sobre este elemento fundamental hoy en día dentro del fútbol pasaremos a dar unos pocos datos sobre los fichajes de Neymar y Mbappé por el club parisino para ver la posible gravedad del asunto. Empezaremos por la primera de las dos estratosféricas operaciones, la de la llegada de Neymar desde el FC Barcelona. El fichaje del brasileño se concretó, como ya saben, en 222M€, a los que hay que sumarle los 40M€ que ingresará el jugador sin contar los bonus ni los ingresos por publicidad que la revista Forbes tasa en 68,5M€. Por otro lado, el fichaje de Mbappé asciende a, aproximadamente, 192M€, de los cuales, 180 corresponden al fichaje del francés (150+30 en variables) y 12M€ al salario del jugador. En cuanto a esta segunda llegada cabe concretar que Kylian Mbappé llega la primera temporada como cedido con obligación de compra para la siguiente campaña.
Una vez conocido un poco más en qué consiste el Fair Play y sabiendo las cantidades de sendos fichajes históricos para el fútbol, vamos a proceder a ver qué pasa con la sanción de la UEFA al club francés. El primer dato que salió tras hacerse oficial la acusación de la UEFA es que quizás la Liga podría estar detrás de la pretensión de sancionar al club parisino tras haber declarado públicamente su descontento con los fichajes llevados a cabo por la escuadra presidida por Nasser Al-Khelaïfi. El propio mandatario del club ha declarado reiteradamente que no tienen nada que esconder. Además, el mandatario parisino ha lanzado varios ataques indirectos a clubes como el Barça con declaraciones como: “Si otros clubes no están contentos, no es nuestro problema”. Declaraciones dedicadas claramente a la entidad culé que ha manifestado su disconformidad con el fichaje de Neymar por el PSG y su recuerdo a la UEFA sobre el posible incumplimiento del Fair Play Financiero.

La UEFA, cuyo presidente, Aleksander Ceferin, se ha manifestado ya acerca del FPF, sobre el que ha dicho “soy muy serio con este asunto”, también ha declarado que se debe “analizar la conformidad del club con la exigencia del equilibrio financiero, en particular tras su reciente actividad de fichajes”, con lo que la UEFA se refiere a que se deberá revisar la normativa acerca del Fair Play y después se podrá decidir si sancionar o no al PSG.
El PSG ha desembolsado entre sendos jugadores 651M€ entre el precio del traspaso y de los sueldos. Para esquivar el FPF, el equipo parisino debería ingresar 621M€ durante las tres próximas temporadas. No obstante, astuto ha estado el PSG en este asunto. A sabiendas que salvar el Fair Play si se realizaban sendas compras en este verano de 2017 sería tarea complicada, la entidad francesa ha efectuado la siguiente operación: obtiene a Mbappé cedido durante una temporada y se autobliga a pagar en 2018 los 180M€ al Mónaco por el jugador galo.
Con esta estrategia el PSG ha esquivado, de momento, la sanción de la UEFA, no obstante, se presenta complicado poder obtener 621M€ en tres temporadas sabiendo que aparte de ventas también necesitará realizar nuevos fichajes. Veremos si finalmente Nasser Al-Khleïfi y el PSG logran salvar una sanción que podría dejar sin Champions a uno de los equipos más potentes de Francia y Europa en estos años.
Foto 1: Barymont
Foto 2: Goal
Foto 3: 112.International
Views All Time
Views All Time
112
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *