Alexy Bosetti, un ultra en el campo

      No hay comentarios en Alexy Bosetti, un ultra en el campo

“Si yo bajase al campo lo haría mejor, o al menos pelearía más que esos mercenarios”.

¿Cuántas veces hemos dicho u oído esto? El fútbol moderno ha marginado la pasión, el dinero es la gran fuerza que impulsa este deporte. ¿Cuántos de nosotros hemos soñado con defender los colores de nuestra vida? Imaginen a uno de sus fervientes ultras que animan los 90 minutos y han viajado por todo el país -durmiendo en autobuses o estaciones de tren- para alentar a su equipo, enfundarse la elástica de su club. Hay uno chico que lo ha conseguido, juega en el Niza y su nombre es Alexy Bosetti.

Antes de firmar por el club de sus amores, Bosetti probó en clubes locales como el Cavigal Nice Sports y el JSO Villefranche-sur-Mer y tras unos años en la cantera nizarda en la que tuvo un éxito considerable, el 20 de mayo de 2012 debutó de la mano de René Marsiglia. Pese a que esta temporada no está gozando de mucho protagonismo, habiendo jugado tan solo dos partidos con el club del sur de Francia, desde que debutó ha disputado 76 partidos -anotando once goles y dando tres asistencias- la práctica totalidad de ellos de la mano de su ex- técnico y gran valedor, Claude Puel. A nivel internacional, formó parte de la gran generación de los Pogba, Kondogbia y compañía que se coronó campeón del Mundial Sub 20′.

Alexy se convierte en ultra a la vez que se forma como jugador en la cantera del OGC Niza, aplicando en el campo la pasión de las gradas con el único objetivo de defender los colores de su equipo en el Stade du Ray. Firmar por la cantera del Niza ya fue su primer acto de amor y fidelidad, debido a que tuvo ofertas de equipos como Ajaccio e incluso el Paris Saint Germain, pero ante la llamada de su club, no hubo nada que pensar, estaba hecho.

 LA VIDA Y CULTURA ULTRA

 

Desde muy pequeño su padre le “contagió el virus nizardo”, a los cuatro años ya le llevó al estadio y ha ido creciendo ligado a los colores rojo y negro, ligándose desde joven a la cultura ultra, la cual definió en una entrevista Le Temps: “la pasión por el fútbol y la cultura de ultra son dos cosas diferentes. Al ultra lo que le gusta, es casi más el ambiente en el estadio, los viajes en autobús con los chicos a los estadios rivales, que lo que está ocurriendo sobre el terreno. Cuando haces una Sochaux-Niza para el fin de semana, no lo es necesariamente para la belleza del juego … No somos el Barça, pero estamos orgullosos de defender nuestro club y mostrar nuestros colores”.

Su vida ultra no acaba en “Grigade Sud Nice”, ya que en este mundo existen hermandades entre grupos de distintos equipos de Europa, BSN tiene una estrecha relación con “Curva Nord Milano 69” del Inter de Milán y con “Ultra Yomus Valencia” y en ambas gradas se ha podido ver a Bosetti alentando al equipo. En el caso de su pasión por el Inter además hay que sumar su ascendencia italiana.

NIZA GRABADO EN SU PIEL

En su brazo derecho tiene tatuado a Albert Spaggiari, autor del “robo del siglo” al banco francés Société Générale de Niza y a Jacques Medecin, emblemático alcalde de la ciudad sureña que tuvo que acabar exiliado. Además de estos tatuajes, tiene también dos muy representativos de la grada ultra nizarda, que son el 1985 -año de fundación- y la calavera, símbolo del grupo.

Foto 1: Web del Toulouse

Foto 2: Twitter Bosetti

Foto 3: Twitter Ultra Yomus

Foto 4: Fútbol desde Francia

Views All Time
Views All Time
113
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *