Entrevista con Jose Giménez, técnico del Valencia C.F. Femenino “B”

“Podemos aceptar que sea fútbol femenino siempre y cuando haya fútbol masculino, no fútbol y fútbol femenino”

Jose Vicente Giménez – Valencia CF

El pasado lunes, pasó por los micrófonos de Resaca Deportiva Jose Vicente Giménez, entrenador del Femenino B del Valencia CF. El objetivo del programa fue reivindicar el papel del fútbol base y, sobre todo, hacer autocrítica respecto al trato que damos los medios de comunicación al fútbol femenino. Fue un auténtico gustazo compartir impresiones y conversaciones con un técnico que es puro fútbol y que trató sin tapujos todos los temas que le propusimos, dejando titulares como el que rotula este post.  

 

Empezamos hablando de tu equipo, ¿cómo ves la marcha esta temporada?

 

Estamos muy satisfechos porque asumimos el rol que tenemos de equipo filial y nos centramos desde el principio en la formación de jugadoras y estamos muy satisfechos en con la evolución que están teniendo las jugadoras. Pese a ser un equipo muy joven, compite en una categoría que cada vez va aumentando más la dificultad, vamos adaptándonos, vamos asentándonos en la categoría, consiguiendo una estabilidad y una regularidad que no son fáciles. Muy contentos y muy ilusionados.

 

¿Cómo ves la liga? ¿Qué equipos ves más fuertes?

 

El nivel cada año va aumentando porque el escalón entre segunda y primera es muy grande. La segunda división está haciendo de categoría “tope”, cada vez va colapsándose más de jugadoras que hace unos años estarían jugando en primera sin problema. El nivel cada vez es más alto. Este año están destacando para jugar el play off tanto el Sporting Plaza Argel como el Aldaia, que son dos equipos de características similares, con jugadoras veteranas, algunas incluso han jugado en primera división y eso hace que sean equipos muy competitivos.

 

El año pasado quedasteis segundos, peleando por la primera plaza hasta la última jornada. ¿Qué sensación deja hacer una temporada así y no poder optar al “premio” del ascenso?

 

No es una sorpresa, no es una sensación que de repente tienes a mitad de temporada. Es algo que tenemos asumido desde el principio. Por un lado, se puede entender como un problema por ser una falta de motivación para las jugadoras o para nosotros el no luchar por jugar la promoción de ascenso, pero esa situación que por ese lado puede parecer que nos limita, por el otro, la situación real es que tenemos por encima un primer equipo y las jugadoras tienen una motivación que seguramente en otro equipo no tendrían. Yo siempre les digo que ellas luchan por objetivos mucho más ambiciosos que ganar una liga o jugar un play off de ascenso, que es consolidarse como jugadoras de primera división. Personalmente considero que son objetivos mucho más ambiciosos, más difíciles y más motivantes. Está claro que competir por una liga o una promoción te ayuda a formarte y a conseguir objetivos a largo plazo, pero no son necesarios si sabemos enfocar bien el trabajo. Evidentemente no renunciamos a competir, siempre lo buscamos y el año pasado, cuando vimos que nos ilusionaba a todos y todas, establecimos que el objetivo iba a ser ganar la liga. No pudimos, pero estuvimos ahí hasta el final.

 

Por tanto, ¿el nivel de exigencia es el mismo que si fuerais un equipo A? Sobre todo en el aspecto mental, ¿es diferente la manera de enfocarlo?

 

Sí que es cierto que el contexto es diferente porque no tenemos un objetivo a corto plazo como es ganar una liga que te mantiene activo, aunque aún así es una cosa por la que continuamos compitiendo. Pero, por ejemplo, no tenemos el objetivo de ascender, por tanto sí que tenemos que luchar mucho por convencer a las jugadoras de que realmente estamos luchando por objetivos mucho más ambiciosos que son, como ya he dicho, consolidarse como jugadoras que pueden dar ese salto a la primera división. El contexto es diferente, pero la exigencia diría que es exactamente la misma. No se materializa en quedar primeras o segundas, pero sí en exigirnos el máximo; a las jugadoras del primer equipo les exige el máximo y a las jugadoras del filial les exigimos el máximo, igual que al cuerpo técnico del primer equipo le exigen el máximo y a mí me exigen el máximo. Al final lo que queremos es quedarnos con la sensación de haber dado todo lo que teníamos, y es lo que intentamos trasladar a las jugadoras.

 

¿Qué sensación te produce ver jugadoras que tú has entrenado en primera división y competir a tan alto nivel?

 

Por un lado, satisfacción. Pensar: “bueno, por lo menos no las he estropeado, no he molestado mucho” (Risas). Yo no he sido el único entrenador de las jugadoras que llegan, han tenido muchos y todos han formado parte de su formación. Pero sí que es verdad que sientes esa satisfacción de haber contribuido, y, por otro lado, mucha alegría porque estar con ellas, aunque sea un año, empatizas mucho. Las ves sacrificarse, esforzarse, sufrir, lesionarse, volver y poder competir… eso al final genera ese vínculo que después cuando ves que alcanzan sus sueños como puede ser jugar en primera división te genera una alegría muy grande.

 

Y en el equipo actual, ¿ves potencial para llegar a ese nivel?

 

Por supuesto, si no no estarían. Es así de duro, pero si no existiera ese potencial y no creyéramos que son potenciales jugadoras de primera división no estarían, y nosotros trabajamos cada día pensando que lo serán. Después sabemos que el fútbol es muy duro, muy injusto y no tiene memoria, y eso es así en el fútbol masculino y en el femenino.

 

¿Cómo ves el proyecto que tiene el Valencia CF para sus equipos femeninos?

 

Estoy muy contento de formar parte de este proyecto. Hoy mismo, en el grupo de whatsapp que tenemos los entrenadores del femenino comentábamos que han salido dos noticias, una de ellas en la portada del diario Levante, en la que hablaban sobre el Alevín A femenino, que compite en una liga mixta en la que la mayoría son chicos. Van líderes, han ganado diez partidos de diez, llevan sesenta y tres goles a favor… Eso demuestra que el Valencia está cuidando su cantera e invirtiendo grandes esfuerzos en formar jugadoras desde la base. Creo que es un proyecto que hace mucha ilusión para conseguir que esas jugadoras que están formándose desde la base lleguen a ser las que en un futuro tengan un gran porcentaje de participación en el primer equipo.

 

Siguiendo en Valencia, ¿qué tal ves la temporada del primer equipo?

 

Estamos muy contentos de poder estar tan cerca de ese equipo. Creo que están haciendo una temporada muy notable y nosotros que podemos vivir de cerca su manera de trabajar y de entender la temporada… estamos muy contentos de poder “empaparnos” de esa estructura. Son gente que conozco y a la que valoro mucho, de la cual he aprendido muchísimo. Tanto Jesús como David forman parte del cuerpo técnico con el cual comencé a hacer prácticas cuando entré en el Valencia y de quienes aprendí mucho. Desde aquí darles la enhorabuena; era muy difícil igualar el tercer puesto de la temporada pasada pero ahí están, cuartos y con una dinámica similar a la del año pasado y muy ilusionados con la segunda vuelta que viene.

 

Queríamos preguntarte también por la evolución del fútbol femenino a nivel más general. Hace no mucho, casi nadie veíamos nada y ahora afortunadamente ya podemos verlo en televisión y la gente parece que por fin se va animando más a verlo. El día del derbi en Mestalla, por ejemplo, pudimos ver una gran entrada.

 

El día de Mestalla fue un día clave para tener una muestra clara y poder decir: “Vale, 17.000 personas son capaces de venir a ver un partido de fútbol femenino.” Ya debería dejar de extrañarnos, cada vez más el fútbol femenino irá evolucionando y aumentando sus recursos y repercusión. Yo estoy muy contento de formar parte estos últimos años de esto. Han sido el “boom” del fútbol femenino porque ya han decidido sacarlo en la televisión e invertir en fútbol femenino. Estamos avanzando, pero queda mucho camino.

 

¿Y cómo valoras ese trato de los medios de comunicación hacia el fútbol femenino?

 

Si no estás en la tele, no existes. La radio también, pero sobre todo la tele, es el medio con más repercusión. Lo que se ha conseguido estos últimos años es que haya tres partidos de la Liga Iberdrola cada fin de semana y eso es un éxito, porque “ya existimos”. Ahora bien, no nos podemos conformar. Necesitamos que aparezca alguna noticia en los telediarios de fútbol femenino igual que salen del masculino, no necesariamente ha de ser prensa rosa, como parece que se ha convertido la del masculino, pueden ser resultados, resúmenes, goles, fichajes… Normalizar. Que una niña vea en su casa noticias sobre fútbol femenino y diga: “Yo también quiero” o “No es tan raro que yo quiera jugar a fútbol”, y no solo eso, sino que el niño que lo está viendo diga: “No es tan raro que juegue contra una niña y me gane, no pasa nada, es normal”. Porque después ves reacciones, sobre todo de los padres, los niños de por sí no tienen ningún problema ni prejuicio.

 

La pregunta podríamos enfocarla también hacia la evolución puramente futbolística, a nivel general y sobre todo en España, técnicamente ha sido muy grande en los últimos años.

 

El nivel ha aumentado exponencialmente. Cuando compañeros míos vienen a ver algún partido de primera división se sorprenden al ver el nivel que hay. De hecho, una de las cosas que se consiguieron aquel día en Mestalla, con las 17.000 personas que vinieron a ver el Valencia – Levante fue eso mismo, mucha gente que no había visto nunca un partido de fútbol femenino y fue por el simple hecho de ver un partido en Mestalla, se quedó sorprendida por buen fútbol que se jugó. Es innegable la evolución.

 

¿Piensas que actualmente hay fuga de talentos hacia otras ligas?

 

Pienso que ha habido. Muchas jugadoras de primer nivel han tenido que buscar soluciones fuera porque aquí no las tenían, pero pienso que la situación se está incluso revirtiendo. Están llegando muchas jugadoras procedentes de ligas importantes aquí a la Liga Iberdrola. No sabemos qué va antes, si por el hecho de que vengan esas jugadoras aumenta el nivel o porque aumenta el nivel vienen esas jugadoras, pero el hecho es que las jugadoras están viniendo. De hecho, el último fichaje del Valencia es Mandy van den Berg, la capitana de la selección holandesa y viene a competir aquí, a la Liga Iberdrola. Por tanto ya no vemos tanto esa fuga si no que vamos captando talentos, y es una muy buena noticia para la liga.

 

¿Entonces crees que ya nos estamos acercando al nivel de ligas más potentes, como la estadounidense o la francesa?

 

Esas son dos de las ligas referentes. Vamos acercándonos, es un largo camino hasta alcanzar esos niveles de competición, pero creo que estamos en el camino. No hace falta obsesionarse en compararse con otras ligas sino decir: “¿Nosotros estamos haciendo todo lo que podemos hacer aquí? ¿Estamos aprovechando y aumentando el nivel cada año, haciendo cosas a favor para que así sea?” Entonces bien, estamos en el camino. No hay que obsesionarse en compararse con Estados Unidos, porque seguramente el contexto sea diferente. El fútbol femenino allí tiene más tradición, así como el masculino no tanto.

 

¿Y qué crees que falta aquí en España para seguir acercándonos?

 

Evidentemente, si yo pudiera responder a esta pregunta de manera clara, no dejaría de tener reuniones con equipos y presidentes (Risas). No sé cuál es la clave, pero creo que es necesario profesionalizar el fútbol femenino. Que todo el mundo que se dedique al fútbol femenino pueda hacerlo de manera profesional. En el momento tú no puedes dedicarte de manera profesional y tienes que compaginarlo con otro trabajo… Para muchas jugadoras de primera división el fútbol no es su trabajo principal, han de tener otra cosa. Eso lo complica mucho y aún así tienen una actitud muy profesional. También la información, pero no solo facilitarla, sino facilitar el proceso de que la gente busque esa información. No estoy muy seguro de que haya mucha gente buscando esa información. Necesitamos más información, cada día. ¿Por qué no ha salido hoy publicada la convocatoria de la selección española? Este fin de semana hay jornada de selecciones, la gente debería saberlo. No hace falta que hagan un programa especial, pero sí que den la noticia.

 

Para terminar, ¿cuáles son tus aspiraciones como entrenador? ¿Te ves entrenando al primer equipo o en primera división algún día?

 

Seguir avanzando. Que no pase un año en el que mi software no se haya actualizado una versión más, no ser el mismo entrenador dos años seguidos. A partir de ahí, vendrán nuevas cosas, pero esa de momento. A corto plazo, no me veo entrenando al A, rotundamente. Y lo digo con alegría. Pero no me veo a mí ni a ningún otro, creo que el trabajo que están haciendo es el que necesita el equipo. Pero también mentiría si dijera que a largo plazo no lo veo. No necesariamente en el Valencia. Obviamente aquí con más cariño, es mi club, y es con lo que cada día me despierto.

 

Escucha la entrevista completa aquí:

Resaca Deportiva

Mediteradio FM

Views All Time
Views All Time
680
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *