El brote más infame de Ashley Cole

Todos los aficionados al fútbol conocemos varios casos de jugadores que dejaron un equipo para marcharse a otro que porta la etiqueta de eterno rival. Casos como el de Luis Enrique, Figo, Ronaldo Nazario…u ocurrencias recientes como la de Federico Bernardeschi, Gonzalo Higuaín o Íñigo Martínez. Las mismas, y otras tantas, sensibilizan el corazón de cualquier seguidor que tiene un vínculo de amor eterno hacia su equipo, pero tal vez, no conozcan la historia de Ashley Cole: uno de los mejores defensas de su generación que se convirtió, en un abrir y cerrar de ojos, en un traidor para el club que le dio todo el aprendizaje necesario para despuntar en el mundo futbolístico.

Nacido en Londres, empezó en cadetes a dar sus primeros paso de la mano del Arsenal donde, tras ser una pieza clave años después en el devenir del filial londinense, fue reclutado por Arsen Wenger para militar en un primer equipo que por aquel entonces era temido en toda Inglaterra.

En una época de 8 años para enmarcar con la entidad londinense, 3 FA Cups y 2 Premiers Leagues fue el palmarés de un valuarte que llegó a pertenecer al denominado equipo de “Los Invencibles”: un Arsenal que acabó invicto la temporada 2003-2004 jugando un fútbol majestuoso y maravillando a sus seguidores. No obstante, en el verano de 2006, quien aparentaba ser un ídolo se convirtió, de la noche a la mañana, en un traidor cuando el presidente del Chelsea reconoció públicamente que se habían establecido ciertas negociaciones entre los ‘Blues’ y Ashley Cole, y que tenían la intención de obtener en propiedad a un futbolista que estaba siendo la sensación del momento. No solamente sirvió para alimentar la ira y malestar tanto de la afición como de la directiva. También, la situación pasó a un estado de malestar cuando el mismo presidente desveló que el lateral inglés quería jugar en el eterno rival. Declaración que se tradujo en enfado, pero sobre todo, en decepción.

Cuando esas palabras se dieron a conocer, al descubierto salió un acto ausente de profesionalidad. El lateral izquierdo tuvo que pagar una gran multa económica al contactar de manera directa con el Chelsea mientras suplicaba vestir su camiseta, sin pedir permiso al agente del Arsenal porque, según él, le faltaron al respeto dirigentes del club. Ese, fue motivo principal por el que no dudó en hacer las maletas para cruzar al otro lado del río Tamesis y pertenecer al club que entrenaba Jose Mourinho, mientras le ofrecían un contrato mejor y un salario mínimamente superior al del equipo que le dio todo a nivel profesional. No obstante, lo que peor sentó fue que toda esa serie de acontecimientos se dieron en un momento en el que la afición gunner estaba decaída por la derrota de su equipo en la final de la Champions ante el FC Barcelona. Su periplo en el Arsenal finalizó siendo expulsado de la foto oficial de la plantilla 2006-2007, y confirmándose su fichaje por el Chelsea una hora y media después de que finalizara el mercado estival de fichajes.

Su paso por uno de los muchos equipos que tiene la capital de Inglaterra no quedó ni mucho menos en segundo plano. Con el dorsal número 3 en la espalda, ganó 1 Premier League, 4 FA Cups, 1 Copa de la Liga, 1 UEFA y la primera Champions del Chelsea en su historia, en la cual, Ashley fue un muro infranqueable atrás en semifinales ante el Barça de Guardiola. Con siete títulos en esta aventura, Cole ha ganado más FA Cups que cualquier otro jugador, y es de los pocos que han ganado el doblete con dos clubes distintos. Palmarés y rendimiento suficientes para marcharse por la puerta grande de Stamford Bridge cuando puso rumbo a la AS Roma tras una etapa para enmarcar.

Partidos que Ashley Cole disputó con el Chelsea

Pese a ello, ni olvido ni perdón por parte de la escuadra del Arsenal. Más de 10 años han pasado, y todavía siguen dedicándole cánticos como “Ashley Cole is a Silly and Chelsea Batty Boy” (Cole es el chico tonto y extravagante del Chelsea) o dirigiéndose hacia él como “Cashley Cole”. Todavía duelen en los cimientos del Emirates Stadium las formas y el desprecio. El engaño y la traición. La manera en la que un futbolista de la casa fue infiel a su parroquia. Cómo antepuso el negocio, al dinero.

Views All Time
Views All Time
154
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *