Recuerdos de un Mundial

      No hay comentarios en Recuerdos de un Mundial

Estamos en año de Mundial, y eso se nota en el mundo del fútbol vayas donde vayas. Y en un año como este es prácticamente imposible olvidar un gol de un tal Andrés Iniesta que levantó a toda España de su sofá y escribió un nuevo capítulo en la historia futbolística nacional.

Una leyenda se comenzó a forjar en el año 2008, cuando España se consagraba como campeona de Europa para sorpresa del fútbol mundial al imponerse en la final por 0-1 a la todopoderosa Alemania con un gol de Fernando Torres que hacía vibrar a todos los españoles.

Foto: Infodeportes

La marcha de Luis Aragonés tan solo fue física, porque en la mentalidad de los internacionales y en la de todos los españoles aún quedaba el pensamiento, el sentimiento y la garra del seleccionador de España que logró la Eurocopa de Austria-Suiza en 2008.

Así, España se preparaba para el Mundial de Sudáfrica de 2010, el primero del continente africano. En la fase de grupos se vio las caras con Bosnia-Herzegovina, Bélgica, Armenia, Turquía y Estonia. Pese al complejo grupo con selecciones potentes y otras molestas por desplazamiento la “roja” se coronó como líder del grupo E con un pleno de victorias que confirmaban el buen momento del fútbol español, al que nadie parecía poder hacer frente.

Sin embargo, la sombra de los cuartos de final se ceñía sobre los españoles para afrontar una Copa del Mundo. A la “roja” se le resistían las competiciones internacionales pero la ilusión nadie se la podía quitar, ni a los aficionados ni a los pupilos de Vicente del Bosque.

Fuente: Wikipedia

España llegaba al Mundial ilusionada, pero en la primera jornada de la fase de grupos caía sorprendentemente contra Suiza por 1-0 (gol de Gelson Fernandes), y las ilusiones se desvanecían ya que todavía había que enfrentarse a Chile, un rival complicado. Tras la victoria contra Honduras, la derrota de Suiza frente a Chile obligaba a los españoles a tener que ganar a los sudamericanos para asegurarse el pase. Estando así las cosas, España derribó a Chile con un 0-2 en la primera parte que dejó al combinado nacional con pie y medio en los octavos de final. La victoria por 1-2 final y el empate de Suiza ante Honduras llevaron a España a octavos como primera de grupo.

Foto: Taringa

Los octavos se avecinaban agitados, tocaba medirse con Portugal, nuestros vecinos y rivales. El partido fue angosto para España, pero un gol de Villa en el minuto 63 decantó la balanza a favor de la “roja” que pasaba a cuartos del Mundial. En cuartos tocó enfrentarse a Paraguay, una selección en principio asequible pero, al fin y al cabo, dura de batir. Durante el segundo acto todo parecía torcerse para España. El árbitro señalaba penalti a favor de los paraguayos; Cardozo se encargaría de lanzarlo…pero Casillas lo paró y justo en la contra española el colegiado señaló penalti a favor de España. El encargado de lanzarlo fue Xabi Alonso…y lo marcó, sin embargo fue anulado y se tuvo que repetir, y en esta ocasión lo paró el meta paraguayo para mantener el choque en tablas. Cuando el partido parecía abocado a la prórroga, David Villa, con un fantástico disparo desde la lejanía, y tras un error del meta paraguayo, logró meter a España en semifinales con un golazo que hacía romper la maldición de cuartos en los mundiales.

La cosa se iba complicando cada vez más, las semifinales infundían respeto entre los jugadores españoles, pero la ilusión puede con todo. Alemania fue un rival digno de una semifinal, se revivía, así, la final de la Eurocopa de 2008 Había sed de venganza por parte alemana. La posesión, obviamente, fue española, pero las ocasiones no abundaban. Aun así, en un saque de esquina en el minuto 73, Puyol se alzó entre todos los defensores alemanes y, con un testarazo descomunal, metió a España en la final del Mundial. En la mente de todos los españoles queda la frase de Paco González justo antes del lanzamiento: “España no tiene jugadores como para sorprender en un saque de esquina”; su profecía se rompió en cuestión de segundos para alegría de todos los aficionados.

Foto: 100x100fan

Se acercaba la final, la ansiada final. Los rivales, los holandeses, sobre los cuales pesaba el hecho de que su selección hubiese perdido todas las finales que había disputado en mundiales. No obstante, el hecho de haber eliminado a la todopoderosa Brasil hacia que fuesen de respetar. Así, en la final se presentaban una Holanda con ganas de ganar al fin una final de un Mundial, y España, con la ambición y la ilusión de hacer historia en el país.

En la final pasaron muchas cosas, destacando tristemente la brutal entrada que hizo el mediocampista holandés Nigel de Jong al exjugador del Real Madrid Xabi Alonso, tras la cual no fue expulsado para sorpresa de los espectadores. Tras 90 minutos de infarto para ambas partes la final se iba a la prórroga con un 0-0 en el marcador. España vibraba. En la prórroga Holanda tuvo una oportunidad clarísima para sentenciar la final, con una ocasión de Robben en un mano a mano ante Casillas que el portero madrileño salvó, lo que aumentó la fuerza de la “roja”. Así, en el minuto 116, Fábregas le daba un pase a Iniesta, y este, con un remate picado y cruzado, conseguía batir al meta holandés Stekelenburg y adelantaba a España al final del partido. Tras el gol, quedará la frase de Antonio Camacho: “¡¡Iniesta de mi vida!!”. Tras el pitido final, nadie se lo podía creer, España era campeona del mundo. España hacía historia.

%

Posesión Holanda

%

Posesión España

Disparos

Faltas

Tarjetas Amarillas

%

Tiros a puerta Holanda

%

Tiros a puerta España

Foto: Actitudnews’s Blog

Tras este emotivo momento para todos los españoles, Iker Casillas levantó al cielo de Johannesburgo la copa que coronaba a España como Campeona del Mundo. Después, llegaría todavía un éxito más para los de Vicente del Bosque, la Eurocopa de 2012, pero eso pasó después, lo que quedó más grabado a fuego fue un gol de Andrés Iniesta que jamás olvidará España.

Views All Time
Views All Time
1030
Views Today
Views Today
1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *